SAN PEDRO SULA- Luego de la determinación que tomó Real España en el caso de Mario Martínez y Allans “Chapeta” Vargas, de separarlos del equipo por “indisciplina”, ambos jugadores hacen “pretemporada” por aparte mientras, se ubican en un equipo.

Ambos jugadores fueron dados de baja en Real España por haber jugado un partido en un juego de beneficencia con el Marathon Veteranos.

Martínez ya había concluido su contrario con Real España, por lo que hoy es libre de firmar con cualquier club, siendo el Marathon una de las primeras opciones.

En tanto que Vargas, con un contrato vigente por seis meses, espera finiquitar su vinculo con Real España y buscar nuevos horizontes.