Glendale (EE.UU.) (EFE).- Los entrenadores argentinos Néstor Lorenzo y Gustavo Alfaro, de Colombia y Costa Rica, se conocen bien. Con estilos diferentes, cada uno intentará acertar en la estrategia y priorizar el talento de sus jugadores para ganar el viernes el segundo partido del Grupo D de la Copa América.

Con el mismo objetivo de avanzar a cuartos de final pero con distintas visiones de juego, Alfaro, de 61 años, y Lorenzo, de 58, medirán el pulso de sus equipos, y de ellos como entrenadores, en el State Farm Stadium, de Glendale (Arizona), donde la hermandad futbolística quedará de lado por 90 minutos.

Lorenzo le ha inculcado a Colombia una mentalidad ofensiva, de alta presión arriba que la ha llevado a ser dominante en el campo de juego. Su equipo acumula un invicto de 24 partidos -21 desde su llegada-, nueve de ellos con triunfos consecutivos.

Alfaro busca empoderar a los jóvenes de Costa Rica

Alfaro, por su parte, quiere que los jóvenes de esta nueva Costa Rica ganen experiencia de cara a las eliminatorias de la Concacaf, en la que golearon en sus primeros dos partidos, y, por qué no, den un golpe de timón contra Colombia como el 0-0 ante Brasil por la primera fecha del Grupo D.

“Vamos a jugar contra los mejores equipos del mundo y nosotros estamos con un equipo en formación, pero tenemos que ir a juntar experiencia”, manifestó el seleccionador cuya gestión comenzó en noviembre pasado.

“Ojalá podamos empoderar a esta juventud de buena manera. Cuando uno empieza a ver que los grupos gozan de buena salud uno tiene que ser un centinela para cuidar que siga de esa manera”, expresó.

Lorenzo y Alfaro: Oratoria y estrategia

Como buenos argentinos, la oratoria también es un común denominador de los dos.

“La ilusión es genuina porque yo les digo a los muchachos que están transmitiendo algo que a la gente le llega. Tenemos mucho por mejorar, tenemos que ir pelota a pelota. Costa Rica es otro duro rival”, afirmó Lorenzo.

Alfaro es uno de los más conocedores del fútbol colombiano por su trabajo de comentarista en un canal de televisión local y Lorenzo dejó de ser el pupilo aventajado y asistente de José Pekerman para convencer a todos los que lo pusieron en duda ante su nombramiento.

Ambos son exfutbolistas. Lorenzo se desempeñaba como defensa y Alfaro como mediocampista. Y como entrenadores los dos también ganaron títulos en los clubes que dirigieron.

Alfaro, con una carrera como técnico más extensa, se adjudicó campeonatos en su país con Olimpo, Arsenal, con el que obtuvo la Copa Sudamericana 2007, y Boca Juniors, mientras que Lorenzo logró con el peruano Melgar el título del Apertura en 2022.

Hoy desde el banquillo no sólo son dos de los siete entrenadores argentinos que dirigen en esta Copa América 2024, sino que querrán demostrar este viernes cuál de los dos estilos vencerá: si el más cauto por su novel plantilla costarricense o el ofensivo y veloz de la favorita Colombia.

Deja tu comentario