El estadounidense de origen hondureño Teófimo López (21-1-0, 13 KO’s) tuvo que emplearse a fondo para superar por decisión unánime al incansable canadiense Steve Claggett (38-8-2, 26 KO’s) y retener su cinturón de campeón superligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) este sábado en la pelea estelar de una cartelera celebrada la noche del sábado en el James L. Knight Center de Miami Beach, Florida.

Los jueces votaron ampliamente en favor del campeón lineal 120-108, 119-109, 119-109, quien logró así su segunda defensa del título que le arrebató al excampeón indiscutido Josh Taylor.Fue una buena pelea de mucha acción de principio a fin a pesar de las tarjetas de los jueces. Claggett nunca dejó de presionar y lanzar golpes, aunque Teófimo supo mayorearlo con el upper y su poder.

«Sabía exactamente que esta pelea iba a ser así», dijo López. Es un gran peleador y yo quería pelear, darle un gran espectáculo a la gente que vino hoy aquí».

«El manejo mi poder. Aguantó todo lo que tiré. Creo que es importante que los rivales vengan a pelear y te lleven a aguas profundas. Mis respetos para Claggett, es un peleador durísimo», agregó el peleador de 26 años que al finalizar la pelea se le entregó la llave de la ciudad de Miami.

Este resultado, su quinta victoria desde que ascendió a las 140 libras, seguramente consolidará a López como el peso welter junior mejor clasificado y probablemente le mantendrá en el número 10 en el ranking libra por libra.

El retador, Steve Claggett, no pudo aprovechar su primer combate de título mundial, aunque fue un perro de presa que lanzó muchísimo y no arrugó ante su renombrado rival. El canadiense de 35 años había ganado sus últimas 9 peleas antes de caer por octava ocasión en su carrera profesional.

Deja tu comentario