Borussia Dortmund y Real Madrid serán los encargados de ponerle fin a la temporada de fútbol en Europa con la final de la Champions League. El estadio de Wembley será el que corone a uno de estos dos equipos, siendo el conjunto español el favorito por tratarse del club más galardonado en esta competición y que está en búsqueda de la decimoquinta, además de dejar en el camino a los ‘pesos pesados’.

Del otro lado, aparece el conjunto retador: el Borussia Dortmund, al que probablemente nadie tenía en la final de esta edición del torneo internacional. PSV, Atlético de Madrid y París Saint-Germain, fueron los equipos que el equipo de Signal Iduna Park dejaron en el camino en las fases de eliminación.

El conjunto alemán, dirigido por el suizo Edin Terzić, buscará dar el golpe sobre la mesa y derribar el poderío del conjunto español, que de las 5 finales que disputó en las últimas 10 ediciones, las ganó todas. Por su parte, el cuadro aurinegro, jugará su tercera definición en la historia, en la que tiene un saldo de una victoria con el trofeo en 1997 ante Juventus y la derrota contra Bayern Múnich en 2013, justamente en Wembley.

La duda de Lunin
Borussia Dortmund no ha dado a conocer su nómina de disponibles, mientras que el equipo español informó mediante sus redes sociales el grupo de 25 jugadores que partió rumbo a Inglaterra y ya se encuentra concentrado en el hotel The Grove, a 30 kilómetros de Wembley. Una de las incertidumbres que asaltaba el entorno del conjunto que dirige Carlo Ancelotti, tenía que ver con el arquero Andriy Lunin, quien fue el titular en la mayoría de la temporada ante las lesiones de Thibaut Courtois y de Kepa Arrizabalaga.

El ucraniano se contagió durante la semana de gripa y puso en duda su presencia como inicialista ante el Dortmund. De hecho, el arquero no se entrenó en Valdebebas durante la semana, pues el club extremó medidas buscando protección con los otros jugadores. El portero de 25 años no viajó a Londres el jueves y se sigue entrenando en su casa, buscando recuperarse y poder viajar, si se puede, antes del sábado, o incluso el mismo día de la definición.

Así las cosas, Courtois sería el inicialista, pero Lunin estará con el equipo. Con 75 encuentros en la Liga de Campeones, el belga tiene su último recuerdo en este torneo el 17 de mayo de 2003, cuando el club perdió 4-0 ante el Manchester City en las semifinales de la campaña anterior. Desde entonces no jugó Thibaut en la competición en la que enlaza galardones como mejor portero y su reaparición europea no puede llegarle en mejor momento. El premio al sufrimiento de una de las peores lesiones que puede sufrir un futbolista, la rotura del ligamento cruzado de rodilla. Con una segunda lesión de menisco en la rodilla no operada en agosto, que retrasó su vuelta cuando el cuerpo técnico ya tenía planificada su titularidad ante el Bayern en semifinales.

Tchouaméni convocado, pero descartado
En días anteriores, Carlo Ancelotti aseguró que el volante francés estaba descartado para la final debido a una lesión en el pie izquierdo con la que terminó el partido contra el Bayern Múnich. Sin embargo, el futbolista de 24 años, aparece en la lista de jugadores citados, pero irá a las gradas y recibirá su medalla, pues fue uno de los más destacados durante toda la competición.

Https Cloudfront Us East 1.images.arcpublishing.com Prisaradioco Oyze3sxulncflcc4hpewnk2l6y

Deja tu comentario