Varios jugadores uruguayos, entre ellos Darwin Núñez, Ronald Araújo y José María Giménez saltaron a la grada para pelear con hinchas colombianos una vez finalizado el partido de este miércoles de semifinales de la Copa América entre Uruguay y Colombia.

Cuando el árbitro pitó el final del encuentro hubo una trifulca entre jugadores de las selecciones en el círculo central, que se reprodujo rápidamente en la grada entre hinchas de los dos países.

Lo más sorprendente ocurrió cuando varios jugadores con Núñez al frente saltaron a la grada para implicarse en la pelea entre las hinchadas mientras les llovían objetos y líquidos.

Núñez, puños en alto en posición de pelea, recibió un puñetazo en la cara de uno de los aficionados de la cafetera.

La trifulca duró varios minutos mientras los esfuerzos de la policía eran inútiles para separar a los implicados.

Ante una concurrencia de 70.644 espectadores, con una amplia mayoría alentando a Colombia, un pequeño grupos de hinchas uruguayos acabaron trenzándose a golpes con los colombianos.

Núñez y sus compañeros subieron por una escalera para internarse en la tribuna. Un video mostró al delantero de Liverpool propinándole un golpe a un aficionado que lucía la camiseta con el tradicional color amarillo de la selección colombiana.

El central uruguayo José María Giménez relató que lo que provocó que los futbolistas encarasen a los aficionados fue tratar de proteger a sus familias.

“Esto es un desastre”, dijo Giménez. “Le hicieron una avalancha a toda nuestra familia de un cierto sector. Nuestras familias corrieron peligro. Tuvimos que correr como pedo (locos) a la tribuna a sacar a nuestros seres queridos con bebés recién nacidos. No había un solo policía».

“Ojalá que los están organizando esto tengan un poco más de cuidado con las familias, con la gente y con los alrededores de los estadios”, agregó. “Todos los partidos pasa lo mismo”.

Deja tu comentario